Una conexión emocional es más importante que la satisfacción del cliente+

Una conexión emocional es más importante que la satisfacción del cliente