Porque sobran las palabras…

Las promociones basadas en descuentos no emocionan, no se recuerdan. Si recompensas la fidelidad de tu cliente con un cheque de 80 USD, se lo gastará en pagar la factura de la luz. Si le regalas el par de zapatillas que llevaba meses buscando… habrás ganado un fan.

Aprendizaje:

Para sorprender a un cliente con un detalle que no sea excesivamente costoso, debemos conocerle bien. Como cuando pensamos un regalo para un buen amigo.

Autor

Comunidad desarrollada por Grupo IZO, consultora iberoamericana sobre Experiencia de Cliente.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2019 Cliente Xfera | by IZO | La mayor comunidad iberoamericana sobre Experiencia de Cliente

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account